jueves, 26 de diciembre de 2013

Quietud y descanso del alma, El Libro Interior

"La noche es larga, no la acortes con tu sueño, y el día pasa, no lo empañes con tus pecados"

La noche es larga para quién quiere ensanchar su corazón y saciar su deseo con calma, sin soportar las molestias de los amigos y enemigos.
Así nacen el aislamiento y la quietud; el Altísimo corre una cortina para preservar los actos de cualquier ostentación y garantizarles toda su pureza, pues Le estan destinados.
En la noche se distingue al hipocrita del hombre de intención pura.
Todas las cosas están veladas de noche y se descubren de día: sólo el hipocrita se descubre de noche.


En el hombre existen un amor, un dolor, una inquietud y una vocación tales que no podria encontrar calma ni descanso aunque poseyera los cien mil universos.
Las gentes practican todos los oficios, todos los comercios, y proceden a toda clase de estudios: medicina, astronomia...pero no pueden conseguir el descanso porque no han alcanzado el fin.
Se llama al Amado "descanso del alma", ¿Cómo podría encontrarse descanso y quietud fuera de Él?
Todos los placeres y los fines son como una escalera.
Dichoso quien se despierta temprano para abreviar el largo camino sin perder la vida tropezandos en los escalones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario